Oración del Estudiante

Señor Dios, fuente de la sabiduría,
principio supremos de todas las cosas:
derrama tu luz en mi inteligencia y aleja de ella
las tinieblas del pecado y
de la ignorancia.

Concédeme penetración para entender,
memoria para retener,
método para aprender,
lucidez para interpretar y expresarme.

Ayuda el comienzo de mi trabajo,
dirige su progreso,
corona sin fin,
por Cristo, nuestro Señor. Amén.

                                             Santo Tomás de Aquino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *