Vestimenta de los fieles en la Iglesia Parte II

Después de la reforma conciliar (desde 1965) no existen indicaciones explícitas de comportamiento sobre la vestimenta que se debe tener en la iglesia más que la frecuente y viva llamada a un comportamiento decoroso y de profundo respeto por el lugar y por la presencia del Señor (y los hermanos). Se diría que valen las reglas del sentido común y la educación que siempre deberían distinguir la madurez humana y todavía más la dimensión cristiana de todos nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *