El silencio forma parte de la Celebración Eucarística. Se le llama silencio sagrado. Especialmente en el acto penitencial, en la invitación de “Oremos”, en las lecturas, la homilía, en la consagración y después de la comunión.

Autor: Soporte ArquiMty

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *